Tag - enfermedades

Botiquín de primeros auxilios

Es necesario tener en casa o en el lugar de trabajo, un botiquín de primeros auxilios bien equipado, y guardado en un lugar de fácil acceso. Tener todo su contenido bien preparado con tiempo de antelación lo ayudará a afrontar cualquier urgencia médica al instante.  Es importante también mantener un botiquín de primeros auxilios en los vehículos. 

El botiquín de primeros auxilios se puede comprar o uno mismo lo  puede preparar. Si decides prepararlo, elige un maletín para llevar los artículos sanitarios que sea espacioso, resistente, fácil de trasportar y fácil de abrir. Las cajas de plástico duro con asas son ideales, porque son ligeras, muy espaciosas y disponen de compartimentos independientes. 

Sugerencias para el contenido del botiquín de primeros auxilios 

Se recomienda incluir los siguientes elementos en cada uno de los botiquines de primeros auxilios: 

  • Un manual de primeros auxilios actualizado 
  • un listado de teléfonos de emergencias 
  • gasa estéril y vendas adhesivas de distintos tamaños
  • esparadrapo (o cinta adhesiva de uso médico) 
  • tiritas de distintos tamaños   
  • venda elástica 
  • un férula o tablilla
  • toallitas desinfectantes
  • jabón
  • pomada antibiótica 
  • solución desinfectante (como agua oxigenada)
  • crema o pomada de hidrocortisona (al 1%)
  • acetaminofén e ibuprofeno 
  • medicamentos habituales de venta con receta médica (si se va de vacaciones con su familia)
  • unas pinzas
  • unas tijeras afiladas
  • imperdibles (alfiler de seguridad)
  • bolsas de frío instantáneo desechables   
  • loción caladryl
  • toallitas impregnadas de alcohol o alcohol de uso médico 
  • un termómetro
  • un kit de preservación dental 
  • unos guantes de plástico que no contengan látex (2 pares como mínimo)
  • una linterna con pilas de repuesto
  • una sábana     
  • una mascarilla de RCP (reanimación cardiopulmonar).

Una vez haya completado el botiquín de primeros auxilios:

  • Lea bien el manual de primeros auxilios para saber cómo utilizar el contenido del botiquín. Leer el manual constantemente para verificar que el botiquín sigue estando actualizado. 
  • Guarde el botiquín de primeros auxilios en un lugar que esté fuera del alcance y de la vista de los niños, pero que sea de fácil acceso para los adultos. 
  • Revise regularmente el botiquín.  Reponga los artículos o medicamentos gastados o caducados. 
  • Asegúrese de que la personas que puedan requerir el botiquín, sepan dónde se encuentra y cómo usarlo. 
  • Revise con regularidad las pilas de la linterna y asegúrese de que funciona bien. 

Imagen relacionada

Read more...

Manejo de sustancias peligrosas

En casi todos los lugares de trabajo se pueden encontrar sustancias peligrosas, cualquier líquido, gas o sólido que represente un riesgo para la salud o la seguridad de la población trabajadora.

Imagen relacionada

Los riesgos para la salud

Los problemas de salud que puede causar el trabajo con sustancias peligrosas van desde la irritación leve de los ojos y la piel hasta efectos graves, como malformaciones congénitas y cáncer. Los efectos pueden ser agudos o a largo plazo, y algunas sustancias pueden tener un efecto acumulativo. Algunos de los peligros más comunes son:

  • Alergias
  • Enfermedades de la piel
  • Cáncer
  • Problemas reproductivos y malformaciones congénitas
  • Enfermedades respiratorias
  • Envenenamiento

Imagen relacionada

Algunas sustancias peligrosas presentan riesgos de seguridad, como riesgo de incendio, explosión o asfixia. Además, normalmente las sustancias peligrosas tienen varias de estas propiedades.

Medidas preventivas y gestión de sustancias peligrosas

Para proteger a las personas trabajadoras de las sustancias peligrosas, la primera medida es realizar una evaluación de riesgos. A continuación deben emprenderse acciones para eliminar o reducir los riesgos el máximo posible. Y, por último, debe supervisarse la situación periódicamente y revisarse la eficacia de las medidas adoptadas.

Las medidas que deben adoptar las empresas para controlar el riesgo que suponen las sustancias peligrosas para el personal son las siguientes:

  • La eliminación y la sustitución ocupan las primeras posiciones en la clasificación de prioridad de las medidas de control. En la medida de lo posible, debe eliminarse el uso de sustancias peligrosas modificando el proceso o el producto en el que se utilizan.
  • Si no es posible eliminarla, la sustancia peligrosa deberá sustituirse por otra que no conlleve peligro o sea menos peligrosa.
  • Si una sustancia o proceso no puede eliminarse o sustituirse, podrá prevenirse o reducirse la exposición mediante medidas técnicas u organizativas, como por ejemplo: el control de la emisión en la fuente (sistema cerrado o ventilación de gases de escape local) o la reducción del número de personas trabajadoras expuestas a la sustancia peligrosa y la duración e intensidad de la exposición.
  • El uso de equipos de protección personal (EPP) es el último recurso y solo debería emplearse en caso de que no pueda controlarse adecuadamente la exposición por otros medios.
Read more...