Tag - ergonomia

Hábitos para cuidar la salud visual en el trabajo

Los puestos de trabajo tienen diferentes exigencias visuales y riesgos tanto para la visión como para el funcionamiento ocular, que dependen de las tareas que lleven a cabo los trabajadores y del ambiente al que estén expuestos.

El riesgo que sufre la visión por las diferentes tareas diarias obliga a que las personas adopten hábitos para cuidar su salud visual y de esta manera ayudar a proteger los ojos, evitar accidentes laborales y lograr trabajar con comodidad.

La higiene visual incluye que el ambiente de trabajo proporcione unas condiciones de comodidad y seguridad para atender las tareas diarias del trabajador, así como mantener unos hábitos saludables amparados en la cultura de prevención del riesgo que debe ser promovida desde el área de salud ocupacional de la empresa.

Hacer pausas activas, tener una postura correcta o mantener las condiciones idóneas en la oficina son algunas de las claves para cuidar la salud visual. A continuación, presentamos algunas recomendaciones para evitar molestias en los ojos por causa del trabajo:

1. Usar la protección requerida: Los puestos de trabajo, especialmente los de la industria y otros de alto riesgo, requieren el uso de protección ocular y facial. En esos casos, el programa de salud ocupacional de la empresa debe indicar y capacitar a sus trabajadores en el uso de estos implementos para prevenir daños visuales y oculares según el tipo de riesgo detectado como material particulado, traumas, manipulación de material, quemaduras o heridas, manipulación de sustancias químicas, iluminación o la radiación no ionizante.

2. Usar la iluminación necesaria: Contar con una apropiada cantidad de luz en el punto focal de tu trabajo es determinante para el rendimiento laboral, evitar la fatiga visual a causa de un sobre esfuerzo y los accidentes de trabajo.

En ese sentido, la iluminación debe estar distribuida uniformemente, sin interrupción o intermitencias en el suministro, así como que en el lugar no se presenten contrastes marcados entre claro y oscuro.

La luz no debe caer directamente sobre los ojos ni tampoco deben producirse sombras sobre los objetos que estás enfocando, por ejemplo, cuando se escribe en el papel.

3. Protegerse de la radiación solar: Cuando un empleado está expuesto continuamente a la luz natural, el empleador debe proporcionarle las medidas de protección con la radiación ultravioleta y los cambios en las intensidades de luz propias de esta fuente. Los efectos de la radiación solar continua sobre los ojos y su funcionamiento pueden provocar principalmente a largo plazo conjuntivitis, malformaciones en los párpados, alteraciones en la transparencia del cristalino (catarata) o degeneración de las células de la retina con la consecuente disminución permanente de la visión.

4. Pausas activas: Cuando se realizan tareas que requieran concentración y uso de la visión próxima o intermedia durante largo tiempo, es saludable hacer una pausa cada 20 o 30 minutos que obligue a levantar la mirada fuera de la tarea que se está realizando y poner el foco de atención en algo que se encuentre varios metros de distancia.

5. Mantener la postura adecuada: El trabajo en el escritorio requiere que se guarde una distancia de aproximadamente 45 a 55 cm de la pantalla del computador, la cual de debe estar a la altura de los ojos, así como mantener una postura correcta cuando se realicen trabajos como leer o escribir.

En buena medida, mantener una posición adecuada depende de la ergonomía del lugar de trabajo, específicamente, que la altura de la silla y el escritorio permitan que los pies descansen en el suelo, las piernas estén a la altura de las rodillas, la espalda esté recta y los hombros hacia atrás, sin torcer la cabeza o el cuello.

6. Evitar las altas temperaturas: Trabajar en un ambiente con temperaturas altas, por encima de los 26°, conlleva a que los ojos y mucosas se resequen, produciendo irritación, enrojecimiento de los ojos y exceso de parpadeo.

Igualmente, los ambientes calurosos disminuyen las enzimas bactericidas y hacen más probable la aparición de una conjuntivitis.

Read more...

Higiene postural y su importancia en el trabajo

Las lesiones osteomusculares, sobre todo las que afectan a la espalda, cuello
y extremidades superiores, son el problema de salud asociado con mayor frecuencia a la población trabajadora. Estos problemas abarcan desde incomodidad, molestias y dolores hasta cuadros médicos más graves que pueden requerir una baja laboral. 

Resultado de imagen para higiene postural

La higiene postural consiste en mantener una postura correcta al estar de pie, sentado, acostado, cargar pesos o al agacharse. La postura correcta es aquella que no es fatigante, ni dolorosa, ni altera el equilibrio, ni la movilidad. Se habla de posturas forzadas cuando una o varias zonas de nuestro cuerpo dejan de estar en una posición de confort para pasar a una posición que rebasa los límites “naturales” de nuestras articulaciones.

Resultado de imagen para higiene postural

Por otro lado, es fundamental tener en cuenta las condiciones del entorno laboral, para evitar que éste fuerce la adopción de posturas inadecuadas, como por ejemplo, en espacios reducidos o por dimensiones inadecuadas del puesto de trabajo.

Resultado de imagen para malas condiciones del puesto de trabajo

El objetivo de la higiene postural es prevenir trastornos, reduciendo la carga
que soporta nuestro organismo durante las actividades diarias. Una misma tarea se puede llevar a cabo en posturas diferentes, algunas de las cuales son más seguras y requieren un menor esfuerzo físico. Si aplicamos unas normas básicas a nuestros gestos cotidianos, mejoraremos nuestra salud y seremos más eficientes.

Resultado de imagen para persona feliz en el trabajo + ergonomia

Read more...

Riesgos asociados a la ausencia de Ergonomía Laboral

La ergonomía laboral hace referencia a la adaptación de las máquinas y puestos de trabajo al ser humano. Consiste en diseñar los productos y los trabajos de manera que sean éstos los que se adapten a las personas y no al contrario.

Las personas son más importantes que los objetos o que los procesos productivos, por lo tanto, en aquellos casos en los que se plantee cualquier tipo de conflicto de intereses entre personas y cosas, deben prevalecer los intereses de las personas.

La ergonomía abarca múltiples disciplinas, entre las que se pueden mencionar la psicología, la fisiología, la antropometría y la biomecánica. Con la integración de estas ciencias se busca el equilibrio de los sistemas, la estabilidad entre las condiciones internas y externas ligadas al trabajo y que interaccionan con la biología de la persona.

Se consideran factores de riesgo a las condiciones o características del trabajo que de manera individual o combinada, aumentan la probabilidad de que el trabajador sufra un daño en el trabajo, ya sea por la intensidad de la exposición, la duración de la exposición o la frecuencia de exposición.

Entre los factores de riesgos laborales se pueden citar los siguientes:

  • Repetición: Es cuando el trabajador está utilizando constantemente un solo grupo de músculos y tiene que repetir la misma función durante todo el día.

  • Fuerza Excesiva: Cuando la tarea requiere u obliga al trabajador a hacer uso de fuerza.

  • Posición o postura que cause tensión: Cuando el puesto o el área de trabajo obliga a mantener una parte del cuerpo en una posición incómoda (ya sea por poco tiempo o por períodos largos) lo que provoca tensión  en el músculo o tendones.

  • Tensión Mecánica: Contacto fuerte y repetido con superficies duras de la maquinaria o herramienta.

 

  • Herramientas Vibradoras: Es cuando hay uso frecuente de herramientas vibradoras, especialmente en ambientes fríos o cuando está combinado con posiciones incómodas.

 

  • Temperatura: Cuando el trabajador debe realizar sus tareas en temperaturas extremas.

Para prevenir estos riesgos se requiere hacer diseños adecuados de los puestos de trabajo, de manera que se puedan adaptar a las características personales del trabajador, tanto físicas como psíquicas, y a las operaciones que el trabajador debe realizar para obtener mejores resultados y rendimientos en el desarrollo de sus labores.

Read more...